Geotextiles para jardín

Tabla de Contenidos

Las mallas geotextiles son componentes versátiles y esenciales en la jardinería y la construcción, permitiendo un manejo eficiente del suelo y control de malas hierbas.

¿Qué es una malla geotextil?

Una malla geotextil es un tejido permeable hecho de fibras sintéticas como polipropileno o poliéster. Se utiliza ampliamente para separar, filtrar, reforzar, proteger o drenar suelos. En jardinería, estas mallas son especialmente útiles para evitar el crecimiento de malas hierbas bloqueando la luz solar.

Paso a paso para colocar una malla geotextil en en jardín

La instalación de una malla geotextil en el jardín requiere seguir varios pasos para asegurar su efectividad y durabilidad:

Limpiar y allanar el terreno

Para preparar el terreno, es básico contar con las herramientas adecuadas. A continuación, una lista esencial:

  • Rastrillo
  • Motoazada o azadón
  • Pala
  • Carretilla

Eliminación de residuos y hierbas

Es importante limpiar meticulosamente el área donde se instalará la malla geotextil. Eliminar todos los residuos, hierbas, piedras y raíces del terreno usando las herramientas mencionadas. Una base plana y uniforme es crucial para una correcta instalación y para asegurar que la malla funcione eficientemente.

Extender la malla

Una vez limpio y allanado el terreno, desenrollar y extender la malla geotextil sobre el área deseada. Asegurarse de cubrir completamente sin dejar espacios descubiertos. Esto evita que las malas hierbas encuentren áreas para germinar y crecer.

Solapación de piezas de malla

En caso de trabajar en áreas grandes, es necesario solapar las piezas de malla para garantizar una cobertura completa. Se recomienda un solapamiento de al menos 5 cm para prevenir que las malas hierbas crezcan entre las uniones de las piezas.

Asegurar la malla

Luego de extender la malla, ajustar y sujetar los bordes utilizando grapas de sujeción o estacas. Estas se deben colocar a intervalos regulares de 2-3 metros, prestando particular atención a las esquinas y bordes para evitar que se deshilachen y asegurar que la malla no se mueva.

Enterrar los bordes

Para áreas donde la malla se puede mover, una técnica efectiva es enterrar los bordes en zanjas de aproximadamente 20-30 cm de profundidad. Esta acción, seguida del rellenado y compactación con tierra, ayuda a mantener la malla en su lugar, ofreciendo mayor fijación y estabilidad.

Cubrir y finalizar

Con la malla fijada, cubrirla con el material de elección, ya sea grava, corteza de árbol u otro tipo de árido decorativo. Esto no solo mantiene la malla en su lugar, sino que también mejora la estética del jardín y protege la malla de elementos externos.

Tipos de mallas antihierbas

Malla geotextil para jardín

Es una tela permeable utilizada comúnmente para mejorar la estabilidad del suelo, facilitar el drenaje y separar diferentes capas de sustrato. Está hecha de materiales sintéticos resistentes a la degradación, lo que permite una funcionalidad duradera en aplicaciones exteriores.

Es ideal para la construcción de senderos, control de erosión, y como base para la instalación de pavimentación en jardines, ayudando a mantener la integridad estructural y evitar el crecimiento de malas hierbas.

Malla antihierba biodegradable

Las mallas antihierbas biodegradables son una alternativa ecológica, ideales para huertos y jardines orgánicos. Están fabricadas a partir de materiales orgánicos que se descomponen naturalmente con el tiempo, reduciendo su impacto ambiental.

Mallas plásticas antihierbas

Las mallas plásticas antihierbas son otra opción popular, hechas de polipropileno, un material muy resistente y duradero. Estas mallas son fáciles de instalar y se adaptan a diferentes tipos de terrenos y espacios.

Beneficios de usar malla geotextil en jardines

  • Prevención de malas hierbas: Evitan que las malas hierbas germinen y crezcan al bloquear la luz solar.
  • Permeabilidad: Permiten el paso del agua y nutrientes, asegurando que el suelo permanezca saludable.
  • Durabilidad: Fabricadas con materiales resistentes, son aptas para aplicaciones a largo plazo y en condiciones adversas.
  • Versatilidad: Se pueden usar en una variedad de aplicaciones, desde jardinería doméstica hasta grandes proyectos de construcción.
  • Facilidad de instalación: Son relativamente simples de instalar, requiriendo solo unas pocas herramientas básicas.

¿Malla antihierba o Malla geotextil para usar en el jardín?

Controlar las malas hierbas es crucial para mantener un jardín saludable. La elección entre malla antihierba y geotextil depende de varios factores que se detallan a continuación:

Factor a tener en cuentaMalla antihierbasMalla Geotextil
Prevención de malezas comunesEstán diseñadas específicamente para bloquear la luz solar, evitando así el crecimiento de malezas comunes.No solo cumplen la función de bloqueo de luz, sino que también ofrecen mayor durabilidad y resistencia frente a las malezas más persistentes.
Control de hierbas con raíces profundas.Pueden ser eficaces para especies más superficiales.Ofrecen una barrera más robusta contra las raíces agresivas.

Recomendaciones para elegir la malla adecuada

Tipos de hierbas a controlar

Antes de elegir una malla, es crucial identificar el tipo de malas hierbas presentes. Algunas mallas son más efectivas contra ciertas especies. Las mallas antihierbas comunes suelen controlar malezas superficiales, mientras que los geotextiles son mejores para hierbas con raíces profundas.

Condiciones del suelo y clima

El tipo de suelo y el clima de tu jardín también influyen en la elección de la malla. Los suelos arenosos pueden beneficiarse de geotextiles de mayor densidad para prevenir erosión, mientras que los climas lluviosos requieren mallas con buen drenaje.

Durabilidad y resistencia

La durabilidad es clave. Las mallas hechas de polipropileno o poliéster son conocidas por su larga vida útil y resistencia. Para proyectos a largo plazo o áreas de alto tráfico, invierte en materiales de alta calidad para evitar reemplazos frecuentes.

Relación Calidad-Precio

Es fundamental considerar el equilibrio entre costo y calidad. Las mallas económicas pueden ser tentadoras, pero podrían no durar. Evalúa el uso previsto y opta por una malla que ofrezca la mejor relación calidad-precio según tus necesidades específicas.

Otras publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *